Vía El País  El escenario de contracción que experimentó el comercio durante el año pasado se mantuvo en el período de las fiestas tradicionales, según reflejó una encuesta de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) divulgada ayer. Los resultados muestran “caídas en las ventas en todas las ramas del comercio, aunque de diversa magnitud”, en…

Vía El País 

El escenario de contracción que experimentó el comercio durante el año pasado se mantuvo en el período de las fiestas tradicionales, según reflejó una encuesta de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) divulgada ayer. Los resultados muestran “caídas en las ventas en todas las ramas del comercio, aunque de diversa magnitud”, en comparación con el año anterior.

En efecto, la comercialización de electrodomésticos fue la que tuvo una mayor caída en términos reales (descontada la inflación) durante las fiestas del 18 de diciembre de 2018 al 6 de enero de 2019?, al venderse 18,7% menos en los comercios del ramo. Hubo menor demanda de equipos de aire acondicionado y televisores, aunque se mantuvieron en valores positivos las ventas de productos de tecnología digital y celulares (dispositivos y accesorios).

Le siguen las confiterías, que vendieron 10,1% menos en el cierre del año tras caer la actividad 4,8% en los nueve meses previos de 2018. Todas las empresas consultadas del rubro sufrieron caídas, y fue mayor el retroceso de los pedidos por encargue que de las ventas en mostrador.

El sector calzado sufrió una reducción del 6,6% en las fiestas, asociado a un menor volumen de venta de calzado deportivo, prendas y accesorios para el deporte. En tanto, el comercio de vestimenta femenina bajó 5,8% y 3,2% el de ropa masculina, aunque la CNCS marcó que hubo “diferencias notorias entre las empresas consultadas, algunas de las cuales llegaron a mostrar valores positivos de venta respecto al año anterior”.

Un rubro clásico durante las fiestas son las jugueterías, que también experimentaron un retroceso, al vender 3,3% menos. Los empresarios destacaron como los artículos más demandados las bicicletas infantiles, monopatines, patinetas eléctricas, muñecas, accesorios con personajes, piscinas e inflables.

En el mismo período los supermercados facturaron 2,5% menos que un año atrás, una evolución “consistente con el comportamiento recesivo observado a lo largo del año 2018”.

El rubro con menor retroceso fueron los artículos de bazar, que tras permanecer con ventas “estables” en el año, descendieron 2,3% en las fiestas. Los empresarios dijeron que el público gasta menos en artículos para el hogar y la decoración.