El Sector Comercio y Servicios[1] (SCyS) representa a nivel mundial uno de los principales motores que impulsan el crecimiento económico, y de la mano de éste, el mercado laboral. Esta realidad se constata también en Uruguay, donde el valor agregado del SCyS creció entre los años 2003 y 2016 91,7% en términos constantes, lo que se traduce en un crecimiento promedio anual de 4,8%. Incluso, si bien ha sufrido desde 2014 un proceso de desaceleración, llegando a registrar en tasas de variación negativas, el comportamiento del sector aún supera al de la economía en su conjunto: entre 2003 y 2016 la economía uruguaya creció 80,5% en términos constantes, alcanzando una tasa de crecimiento promedio anual de 4,3%, por debajo de la del SCyS.

La importancia del sector se refleja claramente en su participación en el PIB global, la cual ha mostrado un claro aumento en el período analizado, pasando de tener un peso de 58,8% en el año 2003, al actual 65,5%.

A su vez, al analizar la participación de los restantes sectores de actividad queda en evidencia el hecho de que la del SCyS resulta notoriamente superior, en comparación con otros sectores más tradicionales a como lo son la Industria Manufacturera y las Actividades Primarias. En particular, en 2016 la participación de dichos sectores en el PIB global fue de 15,2% y 7,2% respectivamente.

VAB
Ver informe completo

 

[1] No se incluye Administración pública y defensa, planes de seguridad social de afiliación obligatoria.