El 87% de las empresas espera una respuesta negativa de la demanda, según encuesta de la gremial del sector

Si bien se ha observando un proceso de recuperación de la economía a nivel global que ha tenido impacto positivos en sectores de actividad particular –sobre todo de bienes durables– aún presenta debilidades y no ha derramado completamente sus efectos positivos sobre ciertas ramas del comercio local.
Las ventas correspondientes al sector comercio y servicios continuaron mostrando un comportamiento dispar en el tercer trimestre del año. Se observa cierta irregularidad en las ventas, sin que exista una tendencia clara en el comportamiento, según la opinión de los empresarios consultados en el marco de la Encuesta de Actividad Comercio y Servicios elaborada por la gremial del sector.
De todas formas, en la mayor parte de los rubros se registró un crecimiento moderado en este período, similar a lo ocurrido en el segundo trimestre. A pesar de ello, en algunos casos en particular las ventas continúan en niveles negativos respecto al año anterior, lo que genera incertidumbre y preocupación por parte de los empresarios.

En este contexto, el 87% de las respuestas de los empresarios establece expectativas sobre el comportamiento futuro de su actividad negativas, entre un escenario regular y malo.
En general, no se esperan cambios significativos en el comportamiento de la demanda más allá del habitual crecimiento comercial, típico de los meses próximos a fin de año.
En cuanto a los distintos rubros analizados, el mayor crecimiento sigue observándose en los bienes duraderos de origen importado, en particular autos y motos, cuya tendencia se mantiene en ascenso en el correr de este año. También se observó una recuperación, aunque de menor magnitud, en la venta de electrodomésticos.
Sin embargo, las ventas con destino a la industria y la construcción continúan siendo negativas debido al escaso dinamismo que han mostrado dichos sectores, y a la falta de inversión por parte de los agentes privados.

Fuente: El Observador